La celíaquía es una enfermedad causada por la intolerancia al gluten del trigo, la cebada, el centeno, la avena y la malta. Esta intolerancia afecta a la mucosa del intestino delgado, dependiendo de su intensidad puede provocar la destrucción de las vellosidades del intestino delgado que trae como consecuencia una mala absorción de los nutrientes de los alimentos; en casos leves de celiaca los síntomas no se notan por lo que muchas personas viven con la enfermedad sin darse cuenta, hasta que su cuadro se agrava y son diagnosticados.

Sigue leyendo