DESPUÉS DE TODO EL DÍA TRABAJANDO, RECOGES A TUS HIJOS, LOS LLEVAS A CASA Y TIENES QUE RECOGER, COCINAR, BAÑARLES… LES PONES DELANTE DEL TELEVISOR Y… UFFF!!! POR FIN PUEDO ESTAR UN RATO TRANQUILO!!

La televisión la usamos muchas veces para tener a los niños sentados, controlados, sin que estén por ahí, porque eso es lo que nos deja realmente tranquilos. Pero… es tan peligroso que estén por casa sin atención ni vigilancia que delante de la televisión. Pero claro, si se pillan un dedo o se cortan es algo físico que vemos, pero si ven imágenes agresivas o sexistas en la televisión es un daño psíquico, que no vemos.

Sigue leyendo