Estamos en un mundo rodeado de 

tecnologías: móviles, portátiles, tablets, mp3, mp4, libros 

electrónicos, Internet, consolas… y no podemos obviarlo. Nuestro hijos ven todos estos aparatos, ven que los adultos los utilizamos, y ellos también quieren hacerlo. Son usuarios precoces.

Nosotros como adultos debemos de tener cuidado y supervisar el uso que se hace de ellos. Seguramente te preocupe dejarle solo por la casa y que se pueda hacer daño, pillarse con una puerta o cortarse, porque eso es un daño físico que lo ves. Pero, quizá, no te has puesto a pensar que dejarle frente a un ordenador o un móvil solo, también puede causarle daño, pero es mental, y eso no lo ves, por tanto no te das cuenta.