La comida es un momento muy importante en la vida de un niño, ya que está totalmente relacionado con las emociones y la afectividad. Es por ello que la escuela o el centro ha de tomar unos criterios comunes:

A)     RESPETAR RITMOS, NECESIDADES, APETENCIAS

La escuela tiene que ver lo que sí se puede hacer para respetar los ritmos de los niños, y si no se puede, ver porqué, porque tal vez tras este análisis parezca menos imposible.

Sigue leyendo

Anuncios