Con un montón de periódicos viejos, una grapadora y cinta adhesiva crea tu propio refugio donde tus hijos podrán jugar o leer o pasar un rato muy agradable.  Sigue leyendo