El río Júcar, a su paso entre Uña y Villalba de la Sierra, forma un gigantesco e impresionante cañón.

Es aquí, a casi 1.500 m. de altitud, donde la naturaleza se ha permitido uno de esos caprichos que llenan siempre de pasmo al viajero: La Ciudad Encantada, declarada sitio Natural de Interés Nacional. Sigue leyendo