Los niños no nacen conociendo a los otros, ni aceptándolos. Poco a poco irán interaccionando y relacionándose con los demás, y es la única forma de que conozcan las normas que rigen estas interacciones. Para ello han de pasar por acuerdos, conflictos, complicidad, agresiones… y así irán afianzando y adaptando su conducta.

Sigue leyendo

Anuncios