Tag Archive: Desarrollo


Muchas veces decimos: “¡qué bien! lo hace solito”, ¿eso quiere decir que es AUTÓNOMO? La autonomía constituye un aspecto de gran importancia en la etapa de infantil, debe tenerse en cuenta y generar estrategias necesarias para desarrollarla.

Podemos definir AUTONOMÍA como el concepto que expresa la capacidad para darse normas a uno mismo sin influencia de presiones externas o internas, es la condición del individuo que no depende de nadie en ciertos conceptos. Se opone a heteronimia. Cuando las normas vienen del exterior, como que debe lavarse las manos antes de comer, debe comer sin ensuciarse o debe recoger sus juguetes, se considera heteronimia, el niño no lo hace por sí mismo sino porque se lo han dicho. Esto no sería autonomía por muy solo que lo haga.

Sigue leyendo

Anuncios

Son muchas las veces que decimos: “¡qué carácter tiene este niño!” o “Tiene una personalidad muy fuerte”. Carácter, personalidad, temperamento… son palabras que debemos definir y ver de dónde provienen. En el desarrollo de la personalidad intervienen múltiples factores y todos son responsables.

Sigue leyendo

El niño conoce su entorno a través del contacto, de la exploración, de los objetos, de la interacción y comunicación, y va formando los conceptos de todo aquello que lo rodea. Este arduo trabajo que realiza la mente es un proceso que comienza desde los primeros meses.

 

 

Sigue leyendo

El niño adquiere sus conocimientos no sólo por la imitación de otras personas ni por el refuerzo recibido ante una respuesta acertada. Piaget piensa que el niño trata de conocer activamente el mundo que le rodea a través de sus propias acciones sobre los objetos físicos o intelectuales. Esta teoría resalta con especial importancia el mundo interior del niño.

Sigue leyendo

Desde el nacimiento, el niño va desarrollando todas sus capacidades al interaccionar con el entorno. En su desarrollo interviene el movimiento, la afectividad, la socialización, el lenguaje y el pensamiento.

Sigue leyendo

Los niños no nacen conociendo a los otros, ni aceptándolos. Poco a poco irán interaccionando y relacionándose con los demás, y es la única forma de que conozcan las normas que rigen estas interacciones. Para ello han de pasar por acuerdos, conflictos, complicidad, agresiones… y así irán afianzando y adaptando su conducta.

Sigue leyendo