El niño conoce su entorno a través del contacto, de la exploración, de los objetos, de la interacción y comunicación, y va formando los conceptos de todo aquello que lo rodea. Este arduo trabajo que realiza la mente es un proceso que comienza desde los primeros meses.

 

 

Sigue leyendo

Anuncios