CHANTAJE EMOCIONAL DEL NIÑO

 

“Pues ya no te quiero”. Una frase muy utilizada por los pequeños cuando no se salen con la suya. Te explicamos cómo debes actuar si tu hijo utiliza el chantaje emocional cuando se enfada.

El vínculo de los niños con los padres es demasiado profundo como para ponerse en peligro. Su intensa rabia en un momento dado hacia su mamá o su papá que le dice que no, se disuelve siempre sin dejar huella. Los chantajes, berrinches o desobediencias del niño suelen tener como objetivo mantener o recuperar un lugar central y exclusivo en la vida de los padres.

Las sensibles antenas de los niños intuyen los puntos débiles de papá ymamá, generalmente basados en sentimientos de culpa e inadecuación, y ejercen presión. En esos casos no se ha de caer en el chantaje y hay que entender que la actitud del niño no es un acto hostil, sino sólo una forma de comprobar cómo son las relaciones con los adultos.

En esos casos, es importante no entrar en discusiones o recriminaciones y comunicarle con dulce firmeza nuestras propias petición

http://www.mibebeyyo.com/ninos/psicologia-infantil/comportamiento-ninos-4457

 

chantaje emocionalAfrontar el llanto o rabieta del niño puede originar arrepentimiento o remordimiento a los padres por haber dicho “no” o, simplemente ceder para encontrar algo de alivio a la intensidad emocional originada: “Está bien, sólo esta vez puedes tenerlo (o hacerlo), pero, por favor ¡deja de hacer tanto escándalo!”.

Ahora el niño se ilumina. Ya sabe cómo salirse con la suya utilizando el poder que representa expresar emociones de esta forma tan contundente, en particular la de su infelicidad. 

Los padres no sólo deben mantenerse firmes frente a este tipo de manipulaciones emocionales, sino que además deben dejar que el niño o adolescente se explique. Cuando se use ira excesiva o la técnica del sufrimiento ante la negación paterna, los padres deben ser capaces de decir: “El hecho de que te muestres tan enfadado no va a hacerme cambiar de criterio. Sin embargo, si deseas comentar el por qué te sientes así, estoy dispuesto a escuchar lo que quieras decirme”.

 

La comunicación crea entendimiento, pero la manipulación emocional crea desconfianza. Y lo que es peor, cuando los sentimientos se expresan como extorsión, el valor auténtico de los sentimientos se puede ver dañado. 

 

Anuncios