Nos gustaría compartir con todos vosotros nuestra experiencia en la Escuela Infantil donde nos encontramos, y en esta ocasión brindaros con la oportunidad de que veáis nuestros ESPACIOS EN EL AULA 1-2

 

No nos gusta hablar de rincones de juego, sino de espacios, espacios que vamos cambiando, agrandando o eliminando a lo largo del curso según el desarrollo evolutivo de los niños a lo largo del año, de sus intereses y de sus gustos. Para ello es muy importante la observación en todo momento, y así poder captar esta información.

ZONA DE DESCANSO

En este espacio el niño puede descansar, tumbarse, rodar, alejarse del movimiento y del ruido, puede relacionarse con sus iguales de una manera más íntima. Podemos poner una colchoneta blanda, unos cojines acogedores, espejos para que vean su imagen y algunos cuentos específicos para esta edad que puedan coger y mirar con total autonomía.

ZONA DE ESCONDITE

En esta edad el niño juega a desaparecer y aparecer, ha descubierto que las cosas van y vienen, entran y salen, se esconden y se descubren… Y esto les va haciendo coger más seguridad y confianza a la hora de irse su familia, saben que van a volver. Es por ello, que este espacio de juego es muy importante en esta etapa. Puede estar ambientada con cortinas semitransparentes y más adelante opacas, ya que el niño quiere esconderse sin ser visto de ninguna de las maneras. También un pequeño sofá, una alfombra, algunas fotos de familia y muñecos blanditos, pueden hacer de este lugar un espacio agradable.

Otra idea de escondite podría ser un mueble tumbado con el hueco a su alcance para que puedan meterse, accediendo a través de una tela en forma de cortina.

ZONA PRESIMBÓLICA

Los niños de 1-2 años comienzan a simbolizar con objetos cotidianos, pero antes de ello practican diferentes formas de usar y manejar un material. En este espacio podemos poner botes de metal que sirvan de contenedores, envases con agujeros, rulos, cadenas o palos para meter y probar volúmenes, ejes, tapaderas, cilindros… y todo lo que se os pueda ocurrir de diferentes materiales. Es muy importante poner en una balda el material en un cesto y el contenedor al lado que van a poder relacionar.

ZONA DE MOVIMIENTO

Los niños quieren trepar, correr, arrastrarse…en definitiva, moverse. En este espacio pondremos módulos rígidos combinados (preferentemente de madera) para que los niños puedan realizar todas las acciones que según su desarrollo e intereses puedan hacer.

ZONA SIMBÓLICA

Los niños más mayores de esta edad comienzan ya a jugar con un material más específico para simbolizar acciones. Pondremos un pequeño espacio con una mesa pequeña y dos sillas, bajando el techo con una tela y poniendo algún cuadro. Añadiremos un teléfono, una cuna con una muñeca, dos vasos, dos platos y dos cucharas. Iremos añadiendo material según vaya pasando el curso y veamos los intereses de los niños.

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios