Célestine Freinet (1896-1966), formó parte del movimiento de la Escuela Moderna.

Es considerado su iniciador y principal impulsor, con ello también el de un movimiento de renovación pedagógica. Dos puntos centrales entrañan la pedagogía de Freinet:

  1. Reconsidera la psicología tradicional, haciendo de ésta una psicología del niño y de sus capacidades más dialéctica y más humana.

  2. La práctica pedagógica y el valor de la acción es superior a cualquier otra consideración.

Se trata de una pedagogía renovadora, activa, popular, natural, abierta, paidológica, cooperativista, metodológica y anticapitalista. Se centra en la renovación del ambiente escolar, y en las funciones de los maestros. Su objetivo es que los niños aprendan haciendo y hagan pensando.

La escuela que propugna Freinet es:

  • Para el pueblo, para la clase trabajadora,

  • Con intereses populares, con democracia interna y una cultura democrática y participativa,

  • Sin imposiciones externas,

  • Sin la domesticación de la escuela capitalista,

  • Sin notas de obediencia.

La misión principal de la escuela popular era ayudar a las potencialidades de cada individuo.

Freinet pretende que la escuela sea viva, una continuación de la vida del pueblo y del medio con sus problemas y realidades. Para ello plantea un proceso educativo centrado en:

  • El niño: “toda pedagogía que no parte del educando es un fracaso, para él y para sus necesidades y sus aplicaciones más íntimas”.

  • La labor del profesor: “poner a su disposición las técnicas más apropiadas y los instrumentos adecuados a éstas técnicas”.

Freinet plantea tres etapas de la evolución activa que se dan antes de la edad escolar:

  • periodo de prospección por tanteo. Hasta los dos años de edad. Es el periodo en el cual el niño experimenta, busca, examina, prueba y se familiariza con el ambiente.

  • periodo de instalación. De los 2 años hasta los 4. En este periodo el niño ya ha adquirido una autonomía mayor de sus reacciones pudiendo ya realizar actividades constructivas. En este período el niño agrupa sus experiencias por tanteo en torno a las necesidades que tiene y a las incógnitas que se le van presentando.Sus actividades don bastante individuales y duran poco tiempo. Es el período del egocentrismo pero también manifiesta gestos de generosidad, bondad…

  • periodo de trabajo. Empieza a partir de los 4 años. Aquí organiza sus primeros reflejos vitales y entonces está preparado para conquistar el mundo por medio del trabajo.

Freinet a la educación para la acción la denomina “educación con el trabajo” y es uno de los principios básicos de la pedagogía freinetista.

Para Freinet el conocimiento es: la acción, la experiencia, el ejercicio; la base de la nueva pedagogía debe ser crear la atmósfera de trabajo adecuada para que el niño pueda desarrollar actividades productivas y formativas.

La educación por el trabajo ha de tratarse de una educación-juego, que esté a la altura de las necesidades e intereses del niño, si el trabajo-juego no puede realizarse debe ser sustituido por el juego-trabajo.

El proceso de aprendizaje se basa en la: observación, experimentación, acción y no en la razón como lo hace la pedagogía tradicional.

El papel del maestro es antiautoritario, colaborando con el alumno en la búsqueda del conocimiento.

Fomentó las prácticas naturistas en su escuela de Vence, basadas en la higiene natural y en un programa dietético.

Propone la formación de talleres de trabajo manual y los otros de “actividad, evolucionada, socializada e intelectualizada”.

Entre los talleres para trabajo manual están:

Trabajos del campo. Cría de animales.

Herrería y carpintería.

Hilado, tejido, costura y trabajos del hogar.

Construcción. Mecánica. Comercio.

Entre los talleres de actividad evolucionada, socializada e intelectualizada están:

Investigación, conocimientos, documentación.

Experimentación.

Creación, expresión y comunicación gráficas

Creación, expresión y comunicación artísticas.

 

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios