Algunas razones por las que pasar tiempo con los hijos debe ser el mejor regalo

Los hijos cuando ven que sus padres sacan tiempo para compartir con ellos, a pesar de sus muchas ocupaciones, se dan cuenta de que los quieren y que son personas importantes, algo que en muchas ocasiones no se puede lograr ni con un regalo costoso.

Cuando se da esta convivencia se crean lazos de cariño y de confianza, esto es de gran importancia, porque cuando los niños tengan problemas  les van a poder preguntar sobre las dudas que tengan o contar sobre algún problema.

El apoyo es de vital importancia en las familias, el tiempo que se saca para compartir con los hijos no debe ser solo en fechas especiales, también se debe sacar tiempo para escuchar a los niños o ayudarlos en cualquier circunstancia.

Tener tiempo conjunto permite que los niños puedan aprender a realizar distintas actividades, como andar en bicicleta, aprender a  nadar, cocinar…

Para los niños sus padres son modelos, ellos quieren imitar a los mismos, para algún día llegar a ser como ellos.

Cuando los padres comparten con sus hijos estos pueden crecer emocionalmente, llegando a ser estables. La compañía, el apoyo, el amor, el respeto, la educación y cada una de las cosas que proporcionan los padres ayudan a que los niños se sientan importantes y sean emocionalmente estables.

El pasar tiempo con los hijos, ayuda a que los niños pueden valorar las cosas que no se obtienen por medio de dinero, como la compañía y el amor incondicional de los padres. Ya que si se llena el vacío de los padres con regalos, los pequeños solo van a querer recibir más objetos.

Anuncios