Conexiones interneuronalesDurante los dos primeros años, el cerebro del niño realiza la mayoría de sus conexiones interneuronales útiles para el resto de su vida. Y esto proceso se ve aumentado por ambiente rico lleno de estímulos. El bebé desde que nace ha de explorar el mundo para poder conocer qué hay en él y poder diferenciarse de todo lo que le rodea. Su exploración la realiza a través de los sentidos y de su movimiento, y su juego está relacionado con ello.

LOS SENTIDOS

El niño desde que nace, y mucho antes, cuando todavía estaba dentro del vientre utiliza sus 5 sentidos. Todos los juguetes que suelen vender en los comercios suelen estar hechos de plástico, y el niño necesita poder explorar otros tipos de materiales como la madera, el metal, la tela…

Os proponemos realizar el “CESTO DE LOS TESOROS” con el que disfrutará tu bebé, o tal vez, el bebé al que se lo vayas a regalar. ¡¡¡Animaos!!!

CESTO DE LOS TESOROS

Es una propuesta de juego dirigido a niños/as que hayan adquirido la posición de sentado pero todavía no se desplacen demasiado. 

Es un juego que sirve para:

  • Explorar y descubrir 

  • Desarrollo del tacto, la vista, el oído, el gusto y el olfato.

  • Referencias sobre el peso, la consistencia, el sonido, la forma…

  • Coordinar el ojo y la mano

  • Atención y concentración

  • Expresar sus preferencias y gustos

Se trata de la recopilación de materiales que podemos encontrar por casa, confeccionar, recuperar de los comercios o comprar. Debe haber abundantes objetos, sobre los 30 para un niño solo. Se ponen en un cesto de mimbre estable manteniéndolos limpios y pudiendo eliminar alguno, cambiarlo por otro mejor…

Los tipos de objetos pueden ser:

  • Naturales: piedras, frutos, nueces grandes, cortezas de árbol, corcho…

  • Maderas: cajas, castañuelas, anilla de cortina, bolillo, bol, servilletero…

  • De materiales naturales: lana, mimbre, cepillo de dientes, rafia, brocha afeitar…

  • Metálicos: cuchara, llavero, cenicero, embudo, armónica, triángulo, cadena…

  • Papel y cartón: libreta, tubos de cartón, cajas…

  • Piel, tela, goma: Monedero, pelota goma, tapón bañera, red pescar, cremallera…

  • Vidrio: Frascos de perfumes, frascos de crema, tarros de mermelada, pomo armario, collar de cuentas…

EL MOVIMIENTO

 

Durante el primer año de vida, el niño desarrolla la mayoría de los movimientos básicos que va a utilizar a lo largo de su vida, además lo hace en un período de tiempo muy corto.

Comienza a sujetar la cabeza, la espalda, las piernas, a voltear, arrastrarse, gatear, agarrar con la mano, con los dedos… incluso puede llegar a ponerse de pie y caminar.

Todos estos movimientos y posturas son naturales y las debe de conseguir el niño POR SÍ MISMO. Nosotros debemos estar atentos, proponerle retos, nuevas exploraciones, acompañarle… pero nunca indicarle qué es lo que tiene que hacer ni forzar posturas que luego el niño no va a poder deshacer o aguantar con su musculatura. No debemos trasmitirle el miedo de “se va a caer” o “se va a hacer daño”, él conoce muy bien su cuerpo y sabe sus limitaciones y hasta donde puede llegar, solos es cuestión de CONFIAR.

JUEGOS DE MOVIMIENTO

El juego del bebé es (y debe ser) libre, que experimente un movimiento autónomo. Primero explorará su cuerpo y, más adelante, los objetos. Os propondremos algunos materiales o tipos de espacios donde el niño disfrutará.

SUELO

El suelo es el mejor aliado para el niño pequeño. En él puede moverse e ir explorando posturas nuevas, atado nunca podría. Podéis poner una manta o alguna base si veis que el suelo está muy frío, aunque lo más importante es que sea SUELO DURO ya que les dará más seguridad al apoyar diferentes partes del cuerpo y que sea estable. 

OBJETOS NO SUJETOS

Los objetos no deben estar atados ni colgados, el niño quiere cogerlos, llevárselos y manipularlos a su antojo y puede surgir frustración por querer coger un objeto, tirar y que al final vuelva a su lugar.

ALTURAS

El niño quiere conquistar la altura, ser más alto, verlo todo desde otra perspectiva. Es por ello, que le va a gustar subirse y escalar a lugares. Os proponemos, por ejemplo, que tengáis algunas cajas grandes y duras, de diferentes tamaños. Boca abajo servirá de altura y boca arriba para que se meta dentro y se sienta refugiado.

DESCALZO

Para que el niño sienta seguridad en su movimiento y sienta las superficies es mejor que lo haga descalzo, o si hace mucho frío con algún calcetín que no escurra mucho porque entonces se escurrirá y perderá el equilibrio y la seguridad.

OBSTÁCULOS BLANDOS

Otros materiales para el movimiento son los obstáculos blandos que podáis tener en casa. Por ejemplo, cojines, peluches grandes, mantas… así podrá descubrir el suelo ondulado para escalar y tener nuevos retos.

RODAR

Los objetos que ruedan, como pelotas, motivan al niño al movimiento: lo lanzan, lo ruedan, van detrás, se les escapa de las manos… Pueden ser de diferentes tamaños para darse cuenta de que unas puede cogerlas con una mano, otras con las dos…

 

Esperamos que os haya sido útil estas ideas sobre los JUEGOS DEL BEBÉ y que lo pongáis en práctica. Nos podéis contar nuevas ideas que se os ocurran y las queráis compartir, o tal vez tengáis preguntas para escribirnos.

 

Anuncios