La Pedagogía Blanca es una forma de educar, enseñar y acompañar a los niños en su crecimiento y su aprendizaje, que tiene como base y objetivo ofrecerles las herramientas que necesitan para desarrollar todas sus potencialidades desde el respeto a sus procesos madurativos, fomentando su curiosidad natural, su espíritu crítico y su creatividad.

Es una enseñanza también para padres y educadores que solamente al ser capaces de liberarse de sus ideas erróneas pueden recuperar la confianza en el proceso natural del aprendizaje.

El niño nace dotado de grandes capacidades, de inteligencias múltiples y de un deseo enorme por aprender. Pero esto puede torcerse si dañamos sus emociones, si chantajeamos, si valoramos resultados estandarizados. Pero también si dejamos de lado la necesidad del niño/a de tener un acompañamiento activo que desarrolle todas sus capacidades.

Por eso los adultos que educamos, padres y maestros, tenemos la necesidad de conocer las herramientas teóricas y prácticas y de ser capaces de analizar de forma crítica la manera en la que nosotros fuimos educados para construir una nueva pedagogía, la Pedagogía Blanca.

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios