Un buen período de adaptación en la escuela requiere una seguridad emocional, que dará lugar a un buen nivel de crecimiento cognitivo. Dada esta afirmación nos parece importante traer aquí algunas consideraciones y dar algunas pistas sobre el valor de la CONFIANZA BÁSICA Y LA SEGURIDAD.

Hay que trasmitirle al niño seguridad, conseguiremos que esté al resguardo de los imprevistos del aula y le protegeremos de sus propios impulsos. ¿Cómo podemos trasmitir seguridad?

  •       Con la presencia: una base segura en ausencia de su madre. El pequeño puede vivir la experiencia desde los brazos maternos a los brazos amigables de la educadora sin caer en el vacío. La escuela no es una privación sino una experiencia más que vive.

  •       Con un ambiente organizado y unos momentos regulares y estables, dedicado a las rutinas y al juego.

  •       Con la observación. Toda educadora debe observar lo más posible el tipo de vínculo que hay entre el niño y la figura de apego (comida, sueño, juego, cambio) para que el niño pueda reconocer y recordar experiencias y acepte aventurarse a confiar en otra persona. “La escuela tiene que oler a madre”.

Con todo ello se construyen NUEVOS VÍNCULOS. El niño estructura la competencia social cuando ha establecido una base de confianza que es posible por una buena experiencia de apego. El proceso de separación se realiza cuando el niño va conquistando progresivamente la capacidad de retener en la mente la figura materna, y elaborando un funcionamiento autónomo en el plano emotivo.

SABERES DE LA EDUCADORA

Cómo construye la competencia social

Base de confianza-seguridad: Tiene que 

haber un espacio intermedio entre la 

madre y el niño, si no el niño lo tienen muy difícil porque tienen una relación acaparadora.  

Saber construir relaciones envolvente

  1.    Con el niño (Presencia, escucha, establecer rituales, poner palabras para dar sentido a lo que vive, utilizar el ambiente como recurso, tolerar regresiones, proponer juegos).

  2.    Con la familia   (Escuchar y reconocer los sentimientos de las familias, poner palabras a sus sentimientos, empatía con la madre, no competir, conocer las necesidades básicas de las familias.                          

  3.     Modo de hacerlo

>>>Constancia de grupo

>>>Adultos no cambiantes

>>>Pocos niños (grupos de referencia)

>>>Vida del grupo tranquila

>>>Todo el personal se vuelque en la adaptación.


Saber Observar

>Estrategias de alejamiento madre/hijo

>Estrategias que utiliza el niño para autoasegurarse

>Forma en que la madre entrega al niño en la escuela

>Desarrollo del juego

CRITERIOS DE INCORPORACIÓN

  1. La familia acompañe al niño el máximo tiempo posible para maternizar la escuela y crear el vínculo afectivo y de confianza

  2. Respetamos las posibilidades de las familias aunque explicar la importancia del acompañamiento

  3. Grupos reducidos para el período de adaptación e incorporación

Esperamos que os sirvan todas estas pautas para afrontar el período de adaptación de una forma segura y paulatina

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios