Existe una estrecha relación entre actividad motriz y actividad psíquica.

Las actividades motoras  del recién nacido, son involuntarias, pero la maduración progresiva del cerebro permitirá que los movimientos se vayan haciendo intencionales y que la actividad generalizada deje paso a una identificación progresiva de las partes del cuerpo y de sus posibilidades.

La integración que va haciendo con la información que le llega de los sentidos dará lugar a las percepciones, imprescindibles para conocer el mundo que le rodea y situarse en él.

Existen ciertos acontecimientos claves en el proceso del desarrollo psicomotor ya que señalan logros en determinados aspectos que a su vez son bases imprescindibles para que el desarrollo pueda continuar.

A un lado de estos que son los más significativos existen multitud de posturas intermedias que el niño/a realiza para llegar a conseguir estas posturas. La gran descubridora de estas posturas y del movimiento autónomo y libre del niño fue EMMI PIKLER, para ella el bebé es un ser capaz de desarrollarse de forma autónoma. Las diferentes fases del desarrollo motor se dan cuando el bebé está preparado para ello, sin la ayuda del adulto.

Control muscular de la cabeza y cuello. El recién nacido puede girar la cabeza hacia ambos lados estando boca arriba.

Con un mes, eleva un poco el mentón y gira la cabeza para apoyarla sobre el otro lado de la cara, la secuencia posterior será:

  • Levantar la cabeza entre 45 y 90 grados

    cuando esta boca abajo (3 meses aprox.

    )

  • Mantener la cabeza alzada cuando esta sentado (4 meses aprox.)

  • Levantar la cabeza cuando está boca arriba (5 meses aprox.)

Girar el cuerpo sobre sí mismo.

A los 5 meses aprox. estando boca arriba es capaz de ponerse boca abajo.

Mantenerse sentado solo.

Un buen tono muscular le permitirá sentarse sin apoyo al término aproximadamente del séptimo mes.

Hitos en el desplazamiento

  • Gatear. En un primer momento se apoya en las manos y las rodillas, posteriormente en las manos y los pies a los 9 o 10 meses.

  • Ponerse de pie. Agarrándose a alguna baranda o mueble… a los 10 meses aprox.

  • Primeros pasos. Con ayuda, agarrándose  camina de forma insegura hacia los 12 meses aprox.

Coordinación ojo-mano

  • Exploración visual. Desde el nacimiento hasta los 2 meses aprox. el bebé pasa bastante tiempo mirándose las manos.

  • Exploración activa y repetida. Entre los 4 meses y los 8 aprox. la secuencia que sigue suele ser:

  1. Mira un objeto

  2. Se mira las manos

  3. Vuelve a mirar el objeto quedándose quieto

  4. Agita las manos intentando cogerlo

  5. Cuando consigue cogerlo, lo lleva a la boca para seguir explorándolo

  • Iniciación a la prensión y/o manipulación. Entre los 8 y los 10 meses aprox., el niño intenta relacionar lo que ve con lo que toca y a la inversa, la secuencia suele ser:

  1. Localiza el objeto

  1. Se estira para alcanzarlo

  2. Se despista

  3. Vuelve a mirar el objeto fijándose más en él

  4. Agarra el objeto y sigue mirándolo

  • Refinamiento y precisión. Desde los 10 meses el niño/a explora y manipula los objetos con mayor precisión.

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios