Este cuento es muy querido por los niños de 3 años, aunque sirve para más edad. En él se encuentran unos animales muy especiales y diferentes y un ogro. Lo tiene todo: tamaños, juego con la voz, un “malo”, un plan, el concepto de “comer para crecer” y un final feliz. ¡A disfrutarlo!

 

Anuncios