La merienda es una comida que hay que tomar en serio. Les ayuda a reponer fuerzas a media tarde. Conviene saber que debe aportar el 15 por ciento de las calorías totales del día

El bocadillo de toda la vida es la merienda perfecta, el alimento que le proporciona al niño, los nutrientes que necesita a media tarde.

EL PAN aporta hidratos de carbono, que son una fuente de energía.

El relleno otros nutrientes importantes:

 –Jamon Serrano, contiene hierro y proteinas de excelente calidad, si además le añadimos tomate y un chorrito de aceite de oliva virgen, aporta grasas saludables, vitaminas A, C y fibra, un elemento importante para evitar el estreñimiento.

 –Queso, es una bomba de energía, proporciona proteínas de buena calidad, grasas y calcio.

     

       –Tortilla aporta proteínas de gran calidad que proceden del huevo

    

     –Chocolate, ideal para reponer fuerzas, después de hacer deporte o ejercicio. Además de hodratos de carbono, contiene grasas. Cuando el chocolate es blanco además aporta calcio.

Lo importante es que el niño tome pan con otro alimento y además del bocadillo, tomar fruta o un lácteo.

La bollería industrial no es la solución a la medida de sus necesidades nutritivas. Estos productos contienen demasiadas grasas saturadas y azúcares y carecen de nutrientes de calidad.

Anuncios