LOS GESTOS
Los gestos son movimientos que exteriorizan lo que sucede en el interior de la persona.
Además de capacidades funcionales son medios de expresión y comunicación. Su realización a menudo es inconsciente, pero también se usan consciente e intencionadamente. De esta manera el gesto expresa a los demás la forma de pensar del individuo y provoca reacciones de los otros.

La expresión gestual cuenta también con su aspecto emotivo y constituye una parte importante de la expresión corporal, a la vez que se relaciona con la expresión lingüística, con la expresión rítmico-musical y con la postura consciente.
Podemos hablar de gestos inconscientes y conscientes, no codificados y codificados, representativos de acciones, de vivencias o de situaciones, expresivos de sentimientos, de estados de ánimo y de intenciones.

La expresión facial, el intercambio de miradas y gestos, aparentemente imperceptibles, no sólo matiza lo que se comunica por medio de la palabra, sino que puede llegar a modificarlo sustancialmente.

Los gestos fundamentales son:

  • Automáticos, en las primeras semanas de la vida, son los reflejos de bienestar o malestar.
  • Emocionales, aparecen hacia el sexto mes de vida y abarcan una amplia gama: alegría, tristeza, miedo, cólera, desagrado,etc.
  • Proyectivos, aparecen sobre los seis años. El niño en esta edad necesita quejarse, atraer la atención haciendo gestos de intervención: de súplica, de consuelo, aclaración, …
  • Abstractos, los gestos del pensamiento abstracto, representan en el espacio lo que ocurre en el interior de la mente. 

EVOLUCIÓN DEL GESTO:

  • De 0 a 3 m: reconocimiento del rostro y demostración de afecto. Responde positivamente a la presencia de los demás por la imagen o la voz. Mira al adulto, sonríe, vocaliza.
  • De 4 a 6 m: reconocimiento del rostro y demostración de afecto u hostilidad. Responde positivamente o negativamente según el caso.
  • De 6 a 7 m: responde a estímulos insignificantes del rostro. La respuesta es facial o vocal. Ante una cara extraña responde de modo negativo (no sonríe, llanto). Vuelve la cabeza o manifiesta otros signos de atención al oír su nombre.
  • De 7 a 9 m: reconocimiento y demostración de afecto. Diferencia a personas conocidas de extraños, gestos de inquietud ante los extraños (agarrarse a la madre, volver la cabeza). Utiliza emisiones vocales, gritos, gestos de la cabeza y brazos para atraer la atención. Extiende los brazos, coge un objeto que se le ofrece,… Comprende la posición del adulto a su comportamiento a través del tono y los gestos de desagrado.
  • De 10 a 12 m: comprende y utiliza el nombre de un cierto número de personas, al comienzo de sus frases incluye palabras con función de llamada (¡mira!, ¡oh!). Continúa sirviéndose de gestos pero al mismo tiempo utiliza palabras que designan la acción,objeto o persona que debe realizarla, comprende órdenes verbales o con un mínimo de gestos. Tiende a repetir palabras. Comprende el no como descripción de una situación.

A partir de esta edad, el gesto acompaña a otras formas de comunicación, principalmente la oral. Este lenguaje no sólo le permitirá comunicar sentimientos, emociones, necesidades, sino un mayor conocimiento y control del cuerpo (actividad, movimiento, relajación…).

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios