Mª CATEURA concibe la E. Musical: «siempre como educación y enseñanza a través de la música, es decir, como un medio más para despertar y encauzar por una parte todo cuanto en el alumno hace posible su sensibilización musical, y por otra, y de forma general, para desarrollar en él las capacidades sensoriales y psíquicas, …».

Los niños disponen de tres grandes vías de expresión musical: la expresión vocal, la expresión instrumental y la expresión del movimiento.

La voz y el cuerpo constituirán los medios más elementales para la realización de las actividades musicales. De ahí que se deba favorecer lo que ambos nos ofrecen. La voz, como principal protagonista de los juegos vocales, el cuerpo como instrumento sonoro en el juego instrumental y como vehículo de expresión en el juego de movimientos.

La posibilidad de que ante un mismo hecho sonoro se puedan desarrollar procesos de observación, expresión y representación supone vivenciar en su totalidad dicho hecho y potenciar su interiorización para ser utilizado posteriormente en otro contexto. En cualquier caso, la actividad musical en esta Etapa hay que entenderla como un continuo juego a partir de contextos significativos y familiares para las niñas y los niños en el que podrán ir observando, descubriendo, manipulando y experimentando los elementos musicales en sus diferentes manifestaciones.

En cuanto a los elementos de la música: ritmo, melodía, armonía… la etapa centra su atención preferentemente en la sensibilización, vivenciación e interiorización del ritmo como la base a partir de la cual se desarrollarán el resto de los elementos musicales.

Dentro del marco legislativo, y según el currículo de Infantil, el lenguaje musical ofrece posibilidades de representación de la realidad y de comunicación  mediante los sonidos en el tiempo. La música es un medio de aproximar al niño a la cultura. La expresión musical es una forma de comunicación y de disfrute, un modo de proporcionar al niño una formación estética.

Tendremos como objetivos:

  • La expresión de ideas, sentimientos y emociones a través de la música.
  • La exploración de las posibilidades sonoras de la voz, el cuerpo, objetos cotidianos e instrumentos musicales.
  • El ruido, el silencio, la melodía, la música
  • Reconocer sonidos de la vida cotidiana
  • Audición de obras musicales y canciones presentes en el entorno
  • Juegos musicales y danzas sencillas

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios