Estamos en un mundo rodeado de 

tecnologías: móviles, portátiles, tablets, mp3, mp4, libros 

electrónicos, Internet, consolas… y no podemos obviarlo. Nuestro hijos ven todos estos aparatos, ven que los adultos los utilizamos, y ellos también quieren hacerlo. Son usuarios precoces.

Nosotros como adultos debemos de tener cuidado y supervisar el uso que se hace de ellos. Seguramente te preocupe dejarle solo por la casa y que se pueda hacer daño, pillarse con una puerta o cortarse, porque eso es un daño físico que lo ves. Pero, quizá, no te has puesto a pensar que dejarle frente a un ordenador o un móvil solo, también puede causarle daño, pero es mental, y eso no lo ves, por tanto no te das cuenta.

Actualmente, la publicidad no llena de elementos para niños, tablets para niños, ordenadores para niños, móviles para niños… Y como toda publicidad, nos convences y se los compramos creyendo que va a ser lo mejor para ellos porque les gusta. 

Seguramente tienes en tu ordenador o en tu móvil algún juego para tu hijo, alguna aplicación que le encanta y que te pide una y otra vez para jugar. Es cierto!!! son muy atractivas y motivadoras para el niño, porque se han fabricado para ellos exclusivamente utilizando todos los recursos atrayentes que se puede: color, forma, imagen, rapidez de acción…

 

DIFERENTES USOS DE LAS TECNOLOGÍAS

Es cierto que hay que educar a los niños en las tecnologías porque es el futuro… lo está siendo ya, y no podemos obviarlo. Es importante que conozcan todas, sus usos y sus peligros.

  • Como instrumento donde puede observar la realidad. Por ejemplo la vida de otras culturas, ciertos animales…

  • Como instrumentos de auto-observación. Grabaciones de voz o de imagen para ver conductas, actitudes, actividades…

  • Como instrumento didáctico. Programas o aplicaciones para aprender determinadas materias. Siempre hay que complementarlo con otros recursos que no sean planos, que sean reales y en 3 dimensiones.

  • Como instrumento de expresión y comunicación. Con las grabaciones o conversaciones puede expresar con el cuerpo, con la voz… A través de Internet o del móvil puede conectarse mediante imagen o voz y conversar con personas o familiares que esté lejos en el espacio.

  • Como juego. Es aquí donde surge el problema, ya que los niños, los adultos y la publicidad se centran en que los niños jueguen con estos “aparatos”. Nunca hay que olvidar que esto debe ser esporádico y no dejar de lado los otros usos de las tecnologías.

 

UTILIZACIÓN EN CASA

 

  • Compañía. Siempre debes acompañar a tu hijo cuando utilice una tecnología, explicarle su funcionamiento, su uso y sus límites que tiene sobre él. Estar cerca para aclarar cualquier duda que le surja, pero sin  interferir en su utilización, hay que dejarle que se desenvuelva y resuelva los conflictos.

  • Tiempo. El tiempo de uso debes pactarlo con el niño si es mayor, o dejarle claro cuánto tiempo lo puede usar y en qué momento del día según tu criterio. No cedas porque cómo le gusta mucho te da pena decirle que no. ¿Te da pena cuando le dices que no coja un cuchillo?

  • Es un medio. Utilizarlo como un medio para conseguir algo (búsquedas, fotos, música, comunicación, información) es un acierto, pero si lo utilizas como un recurso de por sí (para entretener, pasar el tiempo, divertirse) será un error.

  • Tipo de tecnología. Debe estimular la percepción, la imaginación, la creatividad y la actividad. No debe potenciar la pasividad.


 Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

  • Sociabilidad. Aunque creas que un móvil o un ordenador puede utilizarse sólo por una persona, hay que potenciar el uso con varias. Charlar con alguien por Internet, usar el ordenador por turnos al lado de otro con el que interacciones en consejos o comentarios, jugar a la consola a juegos cooperativos…

  • Evitar imágenes nocivas como agresivas, antisociales, discriminatorias, de diferencia sexual… Podéis hacer uso del “control parental” en Internet. Los niños están en una etapa en la que lo imitan todo. Mucho cuidado!!

La idea más importante es que no todo es bueno ni malo en su totalidad, depende del uso que se haga de él, no hay que abusar. Hay que mostrar al niño otras posibilidades de juego y aprendizaje y que no centre toda su atención y tiempo sólo en las imágenes y las tecnologías. Y… ten cuidado con lo que ve tu hijo en casa!!! Lo imitan todo!!!

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios