“El vínculo emocional que crea la música es un medio de comunicación universal como el lenguaje” Sandra Trehub

La función universal de la música es la de regular las emociones. Cada uno de nosotros elegimos una melodía u otra dependiendo de nuestro estado de ánimo. Además, cuando nos juntamos para celebrar algo, en todas las culturas hay música, bailes o canciones.

 

¿Pero es genético o cultural? Sandra Trehub nos muestra que es ambas cosas. Desde que nacemos tenemos una competencia en cuanto a patrones auditivos, sabemos identificar ritmos y melodías y cambios en ellas. Pero también, nuestra cultura lo amplia con diferentes tipos de música.

La voz es nuestro principal instrumento, y cuando hablamos a los niños tienen una musicalidad especial que a ellos les gusta tanto. Cuando son bebés no comprenden qué decimos pero sí cómo lo decimos, es por ello que los cambios de entonación cuando hacemos preguntas, por ejemplo, les llama tanto la atención (¿quieres que salgamos al parque?, ¿tienes hambre?). En todas las culturas las nanas son canales de información, de protección y establece vínculos entre la madre y el niño, reduciendo el estrés del bebé en gran medida. A partir del año ya pueden participar con alguna palabra, gesto o movimiento en las canciones.

“La música despierta nuestras emociones más tempranas, y lo mejor es que nos las sigue despertando toda la vida” Eduard Punset


Os presentamos un vídeo muy interesante que os recomendamos ver. Dura 30 minutos, los primero 15 trata sobre la música y los bebés con Eduard Punset, y los segundos 15 sobre lo que los padres saben de sus hijos, de la educación, de los límites, y de la necesidad que tienen de ser informados, con Elsa Punset.

¡¡¡DISFRUTARLO!!!

 

 

Por: Marta Villegas y Beatriz Glez

Anuncios