clip_image001Una de las situaciones más temidas por los padres o las personas que cuiden a un niño pequeño son los atragantamientos. Suceden cuando a alguien se le bloquean de repente las vías de aire y no puede respirar. En niños y en bebés, el atragantamiento puede estar causado por meter objetos pequeños en la boca que se atascan.

Suelen ocurrir de forma rápida e inesperada, creando mucha angustia en los padres por la posibilidad de asfixia.

Es importante tratar de mantener la calma para poder actuar de forma adecuada.

Si el niño tose con fuerza, se le debe animar a toser, sin hacer ninguna otra maniobra. No se le debe golpear en la espalda, ni intentar sacarle el cuerpo extraño de la boca a ciegas.clip_image002


Si  el niño está consciente pero tiene una tos débil y es incapaz de hablar o la dificultad para respirar es muy importante, se debe llamar al número de teléfono 112 (emergencias) y socorrerlo inmediatamente:

  • Observar la boca y, si el objeto está visible, extraerlo mientras se tenga a la vista, con cuidado de no empujarlo hacia dentro.
  • Si no se ve nada en la boca o no se puede extraer el objeto, con el talón de la mano dar 5 golpes en la parte alta de la espalda, entre los omóplatos.
  • Posteriormente, si no se ha expulsado nada y el niño sigue con problemas, se le debe dar la vuelta y realizar 5 compresiones torácicas en el centro del pecho, justo debajo de la línea que une ambos pezones, si es un niño menor de 1 año, o 5 compresiones abdominales en la boca del estómago, si tiene un año o más.
  • Este ciclo (observar la boca, 5 golpes en la espalda y compresiones torácicas o abdominales) debe repetirse tantas veces como sea necesario, hasta que el niño expulse el objeto, respire mejor o pierda la conciencia.

Si el niño está inconsciente, o durante las maniobras pierde la conciencia, se debe llamar inmediatamente al 112 (emergencias) si no se ha hecho antes. Es conveniente colocar al niño sobre una superficie dura y comprobar si hay algún objeto en la boca; si es accesible, debe extraerse. Se recomienda abrir la vía aérea sujetando con una mano la frente del niño y tirando ligeramente de la barbilla hacia arriba y comprobar luego si respira:

  • Si respira, se ha de colocar al niño de costado, vigilando que no deje de respirar hasta que llegue el servicio de emergencias.
  • Si no respira, acto seguido, cerrando la nariz del niño con dos dedos de la mano que ha colocado sobre la frente, poner boca sobre la de él e insuflar aire dentro del niño, observando si se mueve el pecho (si el niño es pequeño se puede abarcar con la boca del reanimador la boca y la nariz del niño). Realizar esta maniobra 5 veces. Si no se eleva el tórax, se comenzará con las maniobras de resucitación, dando 30 compresiones torácicas en el centro del tórax, justo por debajo de la altura de los pezones, alternando con 2 respiraciones boca a boca. Cada dos minutos se debe comprobar la respiración y comprobar si hay algún objeto visible.

Cómo prevenir los atragantamientos

  • Es conveniente que siempre haya un adulto supervisando a los niños pequeños mientras comen.
  • Cuando el pediatra indique que se puede comenzar con la comida sólida, debe de cortarse en trozos pequeños, vigilando que el niño trague bien.
  • Se debe enseñar a los niños a masticar suficientemente la comida.
  • Es recomendable que los niños permanezcan sentados mientras comen. Si corren o juegan con comida en la boca, pueden atragantarse fácilmente.
  • Cuando se compren juguetes para niños pequeños se ha de tener en cuenta la edad recomendada por el fabricante. Hay que evitar los juguetes con piezas pequeñas en los niños menores de 5 años.
  • No se deberían dar al niño frutos secos o alimentos que puedan provocar atragantamiento hasta que el niño tenga 5 años, como mínimo.

http://www.letsfamily.es/go/Article/12415290/Los-atragantamientos.html

Anuncios