Cada año miles de voluntarios hacen las maletas para pasar sus vacaciones trabajando en proyectos solidarios. Pero también se puede colaborar haciendo turismo o acogiendo un niño en casa.

Pasar las vacaciones de una manera diferente y ayudar a los demás mediante los viajes solidarios cada vez es más habitual y hay distintas formas. El verano suele ser la época propicia para que muchos voluntarios se trasladen a otros países para trabajar con alguna ONGD (Organización No Gubernamental para el Desarrollo) en labores humanitarias, de educación, sanidad…

VIAJES SOLIDARIOS

  • La forma más sencilla de hacerlo es ponerse en contacto con la ONGD, así es como organiza Solidaridad Internacional su programa de Vacaciones Solidarias (www.solidaridad.org) en el que los voluntarios colaboran durante 3 o 4 semanas en proyectos de colaboración.

  • También está la opción de viajar por nuestra cuenta, es el caso de personas que tienen niños apadrinados y deciden conocerlos en persona. La Fundación Vicente Ferrer ofrece distintos recorridos para conocer en la Sede de la Fundación sus proyectos (www.fundacionvicenteferrer.org).

TURISMO SOLIDARIO

Es un concepto que se ha diferenciar claramente del voluntariado. Es una manera de practicar turismo justo y responsable. Estos viajeros participan activamente en la sostenibilidad de la zona. El objetivo de estos viajes organizados es que el viajero pueda disfrutar de unas vacaciones que combinan las visitas a lugares turísticos e imprescindibles del país con la posibilidad de conocer a las gentes del lugar y los proyectos locales de esa comunidad.

Muchas agencias de viajes lo incluyen en sus programas como:

  • Taranná Club de Vitatges, que cuenta en la actualidad con 30 rutas dentro de su línea solidaria (Brasil, Camerún, Egipto, India…).

  • ONG SETEM que realiza sesiones formativas en su sede antes de la salida en las que se informa del turismo solidario. Son grupos pequeños de máximo 12 personas y alojamiento en pequeños hoteles o casas de familia.

  • Marco Polo trabaja en colaboración con la fundación Banesto con su programa de turismo solidario y sostenible. Ofrecen 15 rutas turísticas en 11 países de África. Los turistas se alojan en hotelitos rurales gestionados por las asociaciones de mujeres.

  • Viajes Responsables que combinan vacaciones y voluntariado. La duración es de un mínimo de 15 días y los voluntarios se hospedan en los albergues de las cooperativas y en casas con familias. Se trabaja toda la jornada en distintas labores dependiendo de los gustos y habilidades personales.

 

Anuncios