En la mayor parte de los casos de alergia que aparecen en primavera, el alérgeno responsable es el polen, pero hay muchas clases de polen, tantas como plantas que florecen: gramíneas, coníferas, olivos, olmos…

Los granos de polen son partículas microscópicas de plantas y son los que más síntomas alérgicos producen. Fue uno de los primeros alérgenos en descubrirse, y su sintomatología se denominó ‘fiebre del heno‘.

Consiste en rinoconjuntivitis: estornudos, picor de nariz y ojos intenso, congestión nasal, moco líquido, lagrimeo, etc. Además, el polen puede producir asma.

Si tienes alergia al polen, aprende cuáles son las horas de máxima emisión de cada planta.

Disminuir las actividades al aire libre durante las horas de máxima polinización. De 5 a 10 de la mañana (emisión de pólenes) y de 7 a 10 de la tarde (periodo de descenso del polen de la atmósfera al enfriarse el aire).

Algunos alimentos provocan reacciones alérgicas cruzadas a las personas con alergia al polen. En el caso de las frutas y verduras, basta no comer éstas crudas y comerlas cocinadas. Por ejemplo, la alergia al polen de abedul se relaciona con manzanas, melocotones, peras y cerezas crudas. La alergia al polen de artemisa puede provocar reacción al apio crudo.

Los pescados azules son ricos en ácidos grasos omega-3, que tienen un efecto anti inflamatorio  y está comprobado que reducen los síntomas de alergia y asma. Si no te gusta el pescado, puedes tomar alimentos enriquecidos o cápsulas con omega-3 cada día.

El magnesio es un mineral que ayuda a relajar las paredes de los músculos lisos y reduce la intensidad de los ataques de asma, haciendo que respires mejor.

El MSM o metil-sulfonil-metano es un compuesto de azufre que tiene un efecto antiinflamatorio y que se está utilizando para prevenir los síntomas de alergia y asma. Estabiliza las membranas celulares de modo que se hacen más resistentes a liberar la histamina, la sustancia que desencadena la respuesta alérgica. Las frutas y verduras son ricas en MSM,especialmente la familia del ajo y cebolla, pero también puedes encontrar cápsulas con dosis de 500 a 1.000 mg

Cuando la alergia te tenga completamente congestionado, prueba el rábano picante rallado en un vaso de agua caliente con una cucharadita de miel. Esta raíz aumenta las secreciones lacrimales y nasales y te ayuda a eliminar la mucosidad.

Cuando la hinchazón y las lágrimas no te dejen ver, lávate los ojos con agua de rosas, es un buen tónico ocular con efectos antiinflamatorios, además tiene un olor muy agradable y dicen que ayuda a evitar las arrugas. Los lavados con agua de eufrasia también ayudan a aliviar el picor y la inflamación ocular.

Anuncios